MAPAS KIDS

La charrería, deporte orgullosamente mexicano

charros

De la infinidad de tradiciones de México, la charrería es una de las más importantes. Podemos ver este deporte nacional en un lienzo charro o participando orgullosamente en el desfile del 16 de septiembre.

charrería

Los charros son personas amantes de los caballos y de las “suertes” con la cuerda o la reata. La charrería es un deporte que se comienza a practicar desde muy pequeño. Debe haber pasión, valor y elegancia para dominarlo.

L@s chic@s que quieran realizar este deporte deben aprender a domar a los caballos, toros y vaquillas poco a poco. No pueden hacerlo a corta edad ya que pueden lastimarse; pero una vez que sean mayores podrán vivir la intensa emoción de la charrería.

¡Quédate para que conozcas un poco más de este entretenido y tradicional arte ecuestre!

charrito

La charrería profesional comenzó a finales del siglo XIX con Ponciano Díaz, el famoso “Charro Ponciano”. Es él quien la convirtió en espectáculo de valentía y pericia admirables. El 4 de junio de 1921, se formó la primera Asociación de Charros reglamentada y el 16 de diciembre de 1933 surgió la Federación Nacional de Charros.

En 1934 el presidente de la República Pascual Ortiz Rubio declaró el el 14 de septiembre como el Día Nacional del Charro. Y el 1 de diciembre de 2016, la UNESCO reconoció a la charrería como Deporte Nacional y Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El atuendo que portan los charros

La vestimenta es uno de los puntos principales de la charrería y se deben usar colores serios y clásicos.

Tuvo su origen en la época virreinal, portando principalmente ropa similar a la de los salmantinos y con marcada influencia de los jinetes andaluces.

La camisa debe ser clara, estilo charro, con botones de hueso alargados, llamados “tarugos”.

La corbata debe tiene forma de moño colgante estilo mariposa y colores serios. El único color permitido es el rojo, pues es llamativo y combina con todo.

Los adornos de las chaquetas deben ser sobrios y de buen gusto, excepto en los trajes y pantalones “cachiruleados” que son adornados minuciosa y artesanalmente sobre el casimir.

El sombrero es de fieltro con bordados finos, de preferencia plateados y en otras ocasiones es liso de palma.

Las botas deben ser de gamuza o piel y contar con tacón plano espuelero. Sus tonalidades son cafés o grises, se usan en color negro únicamente cuando visten traje negro o muy oscuro y de preferencia cuando no vayan a montar.

charro y adelitas
Charro y Adelitas Foto: cortesía de la Asociación Nacional de Charros.

La fiesta charra

Es un evento de música y caballos, en el que se puede gozar de las «suertes» que realizan los charros. Son llamadas así porque el éxito de la ejecución depende en gran parte de la voluntad del caballo. Pues aunque la experiencia del charro pudiera ser suficiente, en algunas ocasiones el animal no se presta y estas ejecuciones no se realizan con el lucimiento y éxito esperados.

La fiesta inicia con un desfile de los charros participantes y de las “Adelitas”. Todos ellos dan un paseo montados en sus caballos por el ruedo y rinden honores a la bandera.

Continúan con la realización de las diferentes suertes y algunas de las más comunes son:

  • La Cala de Caballo, donde se muestra al público la buena rienda y educación del corcel, que incluye brío, andadura, galope, carrera y mansedumbre.
  • El Pialar, cuyo propósito es lazar exclusivamente las patas del caballo o yegua sin derribarlo, únicamente califican aquellos piales en los que sólo entran las patas en la lazada.
  • El Paso de la Muerte es posiblemente una de las más peligrosas. El jinete, montando a pelo sobre un caballo domado y educado, corre paralelamente a una yegua bruta y, emparejándose con ella, se pasa del caballo a la yegua y resiste la caída, sujetándose únicamente de la crin del animal.

La fiesta charra cierra con broche de oro cuando el charro y la China Poblana bailan el Jarabe Tapatío. De esta manera, se da por terminada la fiesta rebosante de alegría, colorido, habilidad y valor; aspectos que resaltan en el pueblo mexicano.

adelita

Las mujeres, parte de la charrería

A pesar de que la mayoría del tiempo en la charrería se ven hombres, las mujeres son fundamentales en la Escaramuza. Ésta es una danza ecuestre enla que las amazonas vestidas en traje de Adelita, demuestran su dominio sobre el corcel y realizan diversas maniobras y galopes al ritmo de la música.

Al inicio de la fiesta, las ocho integrantes desfilan con el Himno Nacional Charro, que es el mismo que la Marcha de Zacatecas.

Una mujer a caballo llega desde el fondo del partidero a gran velocidad para después jalar la rienda con una mano. Así el caballo que viene al galope se detiene intempestivamente.

Su vestuario debe cumplir con sombrero de fieltro, botas de gamuza o piel, adornadas en la parte con las iniciales o una herradura de menor tamaño. El color debe de ser igual para todas las mujeres que participen en la competencia y los colores permitidos son: hueso, marfil, beige, marrón o café. Las espuelas se usan en el tacón de la bota izquierda. Y por último, los aretes artesanales del mismo material que la botonadura, pueden ser de oro, plata o alpaca.

Las ocho mujeres montadas «a mujeriegas» -de lado-, ejecutan el abanico, la coladera, el combinado, la escalera y la flor. La Escaramuza no solo es popular, también le da al espectáculo color y alegría.

___

También te puede interesar

Esgrima: el deporte de los audaces

La fabulosa historia de los títeres y las marionetas

¿A cuál generación de mamás perteneces?

Comparte el artículo